miércoles, 26 de junio de 2013

Máscaras


Esas que todos tenemos, y que hace que aparentamos algo que no somos que nunca seremos. El retrato hace un poco de ese efecto. Se supone que un buen fotógrafo es que lo hace bien y magnífica lo hermoso, potencia la belleza. Sin embargo, para mi, un buen retrato es el que plasma la esencia de esa persona tanto que se pincelan en él los gestos, el mirar y hasta el ser. 

Esta instantánea es el fiel reflejo de la vida en sí. Son máscaras de niños, que son los únicos que cada vez que estoy con ellos, se quitan la máscara.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada