viernes, 16 de agosto de 2013

Caminos

Caminos y senderos, senderos y caminos. Largos, silenciosos, amenos... Nunca sabiendo donde nos llevará el destino. ¿Puede ser como una enseñanza de la vida? ¿Puede ser como una experiencia, una huida de la rutina, del hacer siempre lo mismo?

Eso pienso cada vez que cojo uno de ellos y esa es la sensación que tengo. Huir de todo lo que me preocupa, rodearme de todo lo que quiero. Sentir cada brisa, cada sonido, cada olor, color y cada silencio.

Hoy hemos sentido aún más. Hemos vivido otro de esos momentos. Pero esta vez en la oscuridad, esta vez en lo negro. Y me hubiese gustado empaparme de la noche más, pero me he distraído por sentimientos.

Por suerte quedarán muchas noches más, noches y senderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada